Camerata de Coahuila deleita a los laguneros con su quinto concierto de temporada

Bajo la batuta del director invitado, Enrique Barrios, la Camerata de Coahuila ofreció en el Teatro Nazas de Torreón el Quinto Concierto de la Temporada Primavera Verano 2020, el cual se engalanó con la participación como solistas de Juan José Carreón Ruiz con el clarinete, al hacer sonar melodías del Concierto para Clarinete del danés Carl Nielsen.

Además, los cerca de mil asistentes pudieron disfrutar de los temas “Peer Gynt Suite No. 1” y “Dos melodías Elegíacas” de Edvard Grieg, así como el “Danzón No. 4” del compositor sonorense Arturo Márquez.

La cita fue en punto de las 20:30 horas de este viernes 21 de febrero, y ya se anunciaba la tercera llamada que hizo que la gente tomara sus asientos y que los músicos afinaran los instrumentos.

Los aplausos se dejaron sentir cuando salió al escenario el director Barrios y sus más de 30 años de trayectoria, para principiar con el concierto al son de las Dos Melodías Elegíacas Op.34 en dos movimientos divididos en títulos como Corazón herido y La Última primavera.

Previo al turno como solista del joven clarinetista de la Camerata de Coahuila, Juan José Carreón, para presentar el Concierto de Clarinete Op.57 de Nielsen, el maestro Barrios explicó a los asistentes que esta composición fue hecha con base al comportamiento bipolar que aquejaba a su amigo Aage Oxenvad en 1928.

Para interpretar este vaivén de emociones entre calma y euforia, Carreón se dejó ver entre aplausos con una camisa color vino y pantalón negro para ofrecer su participación que fue seguida de cerca por las cuerdas, vientos e intermitentes percusiones de la Camerata.

El sonido del clarinete a cargo del Carreón rápidamente se apoderó de la noche con la agilidad que le caracteriza, con adornos musicales de trinos que encantaban a músicos como Mozart, el cual decía que el sonido del clarinete era lo más cercano a la voz humana.

Al cerrar su participación fue despedido calurosamente y ofreció un tema extra en un Homenaje a Manuel del Valle, con lo que dejó más que satisfechos a los asistentes que lo ovacionaron de pie.

En la segunda parte del concierto se movió la batuta del director invitado y director artístico de la Orquesta Sinfónica del Instituto Politécnico Nacional, y sonó el Danzón No.4 del mexicano Arturo Márquez, compuesta en 1996 e interpretada de buena manera por los músicos de la Camerata de Coahuila.

Para finalizar el evento volvieron las composiciones de Grieg con el “Peer Gynt Suite No.1 Op.46 , la cual inició con un movimiento sereno para tomar velocidad y cerrar de manera frenética.

Esta obra de Grieg tiene numerosas referencias en la cultura popular, desde programas educativos, versiones de jazz y rock, hasta videojuegos y programas de televisión.

Vía Milenio.com