Camerata presentará ‘Sinfonía Londinense’

Torreón, Coahuila

Con la participación de Katherine Calvec como flauta principal y la dirección orquestal del maestro Rodrigo Macías, la Camerata de Coahuila presentará el concierto “Sinfonía Londinense”.

Katherine Calvey, originaria de Cleveland, Ohio, es ganadora del concurso nacional de música “Littmann” en Nueva York, y obtuvo el primer lugar en otras competencias, siendo las más importantes el concurso “Mid-Atlantic” en Washington D.C., y el Concurso del Club Rotario en Cleveland.

Los abonos ya están disponibles en las ofi cinas de la orquesta y que se cuenta con descuento especial del 30 por ciento para estudiantes, maestros e INAPAM.

Calvey obtuvo su licenciatura en Música con especialidad en flauta transversal en el Instituto Peabody de la Universidad Johns Hopkins, el más antiguo conservatorio de música en los Estados Unidos.

Ella ha sido miembro de Camerata de Coahuila desde hace diez años y el próximo viernes habrá de interpretar el Concierto para Flauta en Re Mayor.

Cabe mencionar que existen pocas obras para instrumentos de aliento madera en el papel de solista escritas por Hayden y esta es una de ellas.

Por su parte el director y compositor mexicano Rodrigo Macías González, de 2008 a 2011 fue director asistente de la Orquesta Filarmónica de la Universidad Nacional Autónoma de México y desde 2010 es director titular de la Orquesta Sinfónica Mexiquense.

Al finalizar la Charla Previa a cargo de Miguel Angel García, el concierto dará inicio a las 20:30 horas en el Teatro Nazas.

LA OBRA

“Sinfonía Londinense” se estrenó el 4 de mayo de 1795 en el King’s Theater, en un concierto compuesto únicamente por obras de Haydn y dirigido por el propio compositor, la Sinfonía 104 fue la última escrita en su fructífera carrera, con la cual cerró su triunfante segunda estadía en Londres.

Fue en febrero de 1794 cuando Haydn pudo regresar a Londres con un nuevo grupo de sinfonías, que completan las doce conocidas como “Sinfonías Londres”.

Si bien todas estas fueron escritas durante, o para su estancia en Inglaterra, la única que ostenta el sobrenombre de “Londres” es la última de esta segunda colección.

Fuente: Milenio.com