El sonido de las cuerdas encantó a Torreón

 

El guitarrista torreonense, Martín Madrigal, acompañado de la Camerata de Coahuila, ofrecieron al público lagunero una extraordinaria interpretación inmersa en un ambiente tanguístico.

Con sede en el recinto del Teatro Nazas y bajo la dirección de Ramón Shade, los asistentes escucharon la potencia y técnica interpretativa que provenía de la guitarra de Madrigal, en una perfecta armonía con los instrumentos de la Camerata de Coahuila.

Concluyó con “Appalachian Spring” de Copland y “Estancia” de Ginastera, de igual sentido musical y extraordinaria técnica interpretativa.

Considerado uno de los mejores guitarristas mexicanos, originario de esta ciudad, abrió el programa con “Tangata de Agosto”, del compositor Pujol, obra de tres movimientos, nombrada Tangata porque es una  derivación del tango en unión con la sonata, de sonido folklórico y muy festivo.Foto: Martín Piña

La obra ligera “Tango en Skaï”, de Dyens, siguió el programa, bajo un ambiente de carácter jocoso. De aparente sencillez pero de una alta dificultad técnica y de una atractiva aproximación al tango de fuego.

De esa forma cautivaron al público que disfrutó de cada interpretación, mismos que agradecieron con aplausos fuertes y prolongados.

Finalmente el concierto concluyó con “Appalachian Spring” de Copland y “Estancia” de Ginastera, todas de igual sentido musical y de extraordinaria técnica interpretativa.

Fuente: Milenio.com