Jorge F. Osorio festeja 21 años con Camerata

Jorge Federico Osorio 2011_4 Please credit this photo. Photo Credit Todd Rosenberg

TORREÓN, COAH.- Este 2015 el afamado pianista mexicano Jorge Federico Osorio está cumpliendo 50 años de carrera artística. Su celebración se une al 21 aniversario de la Camerata de Coahuila, que este viernes 19 de junio presenta su último concierto de la Temporada Primavera – Verano 2015, con este gran solista como invitado de honor. La cita es a las 20:30 horas en el Teatro Nazas.

En el Concierto de Aniversario, bajo la batuta de Ramón Shade, la orquesta presentará el Concierto para Piano No. 1 y la Sinfonía No. 5 de Tchaikovsky. Acerca de la primera obra, que el pianista ha interpretado en otras ocasiones con la Orquesta Filarmónica de la UNAM, se trata de una de las obras más famosas y emblemáticas del repertorio pianístico mundial, estrenado en 1875.

Por otra parte, la Quinta Sinfonía fue escrita en el verano de 1888 y estrenada en San Petersburgo en noviembre de ese mismo año. Como la Cuarta sinfonía, la número Cinco es cíclica, pues presenta un tema que aparece recurrentemente a lo largo de toda la obra. Este recurso había sido usado por primera vez por Tchaikovsky en su Sinfonía Manfred –basada en el poema homónimo de Lord Byron–, completada dos años antes. Este tema posee un carácter fúnebre en el primer movimiento, que gradualmente se transforma hasta convertirse en una marcha triunfal que domina el movimiento final…

En cuanto al maestro Osorio, es un invitado regular de Camerata de Coahuila, la última vez que se presentó como solista fue en mayo del 2011 con el Concierto para Piano No. 5 de Beethoven.

La prensa internacional considera a Osorio como uno de los más eminentes pianistas de nuestro tiempo. El periódico El País afirmó:

“Osorio tiene una técnica importante en todos los aspectos, llena la sala con su sonido, que también es atractivo por su calidad aterciopelada”.

Mientras que el Chicago Tribune ha mencionado:

“Osorio es, claramente, un pianista con técnica capaz de encender fuego…” muestra un: “…virtuosismo con arrojo, sensación de profundidad lírica y esplendor tonal”.