La Camerata toca para los niños

Torreón, Coahuila. Si no puedes ir al teatro a ver a la Camerata de Coahuila, la Camerata va a ti. La tarde de este jueves en la colonia Santiago Ramírez la agrupación tocó para los niños y la gente de la localidad.

Llevó todos sus instrumentos hasta la plaza de la colonia para difundir el amor por la música.

La intención principal fue la de despertar las ganas de tocar un instrumento, demostrarles que la música de orquesta es igual de buena que la popular.

Camerata_de_Coahuila-concierto_de_la_Camerata_en_la_Santiago_Ramirez_MILIMA20151002_0064_8La organización fue del Instituto de la Mujer y Previsión Social del Delito. “La idea no es tanto hacerlos músicos, la idea es convertirlos en mejores personas”.

“El propósito de Camerata siempre ha sido difundir la música por toda la Comarca Lagunera y a lo largo del Estado. Este mismo es el propósito que se está cumpliendo el día de hoy.

En primer lugar traer nuestro trabajo a estas colonias de la periferia de Torreón, que rara vez tiene la oportunidad de visitar a la Camerata en el teatro Nazas. Ese es el fin de Camerata, impulsar la música y enseñar a la gente que la música de concierto es tan hermosa como la popular”, explicó José Manuel Portilla, percusionista de la Camerata.

Ayer fue la primera ocasión que la agrupación de cámara visitó la colonia Santiago Ramírez, en un proyecto dirigido principalmente para los niños de ese sector.

Debido a esto, la Camerata montó un concierto especial en el que tuvieron la oportunidad los niños de tocar un instrumento, en la Sinfonía de los juguetes de Mozart.

“Para nosotros es un honor, sobre todo para los niños que están en la Casa de la Música (ubicada en la colonia) ya que muchos de ellos van a escuchar por primera vez a la Camerata (…).

La Casa de la Música es un proyecto que lleva ya un año, en ella estamos trabajando cuatro maestros formando niños. La idea no es tanto hacerlos músicos, la idea es convertirlos en mejores persona”, expresa Joel de Santiago, director de la Institución.

Fuente: Milenio.com