Noche de cuerdas con la Camerata de Coahuila

Por: Jorge Maldonado Varela

La Camerata de Coahuila presentó el Segundo Concierto de Temporada Otoño-Invierno 2019, en una noche de cuerdas que sirvió de homenaje a Joaquín Rodrigo Aranjuez, con la participación especial del guitarrista mexicano Omán Kaminsky.

La cita fue en punto de las 20:30 horas de este viernes, sin embargo, en esta ocasión la Camerata salió de su casa, el Teatro Nazas, para ser acogidos en el escenario del Teatro Isauro Martínez (TIM), bajo la batuta del director Ramón Shade.

Para abrir el segundo concierto de la temporada, sonaron las melodías de la obertura de Gioachino Rossini “El Barbero de Sevilla”, la cual es considerada de las obras más representativas de la ópera mundial, perteneciente a la trilogía de la obra del personaje Fígaro.

Tocó el turno de que la guitarra se hiciera sentir y Omán Kaminsky, vestido con una camisa tipo guayabera en color azul cielo y pantalón negro, la pasó al frente del escenario con las cuerdas afinadas listas para sonar el Concierto de Aranjuez, bajo los aplausos de más de mil asistentes.

Arrancaron las melodías y el intérprete mexicano que en ocasiones plantaba sus ojos sobre el movimiento de su mano izquierda sobre las cuerdas, mientras que sus gestos faciales aumentaban tanto como el ritmo Allegro le marcaba.

Luego de pausas intermitentes donde hacía mancuerna con las cuerdas, vientos y percusiones de la Camerata, el guitarrista reconocido en más de 20 países donde se ha presentado, cerró de manera espectacular su presentación del concierto de guitarra con un solo que deleitó a los presentes con su habilidad en las cuerdas.

Para la segunda parte del concierto, Ramón Shade movió la batuta a los instrumentos de viento para interpretar “Homenaje a Cervantes” del mexicano Pablo Moncayo.

Mientras que para cerrar, sonaron las notas de la totalidad de los integrantes de la Camera de Coahuila, del “Capricho Español” de Rimsky-Korsakov, estrenada a finales del siglo XVII.

 

Fuente: Milenio.com